El Orient Express, considerado uno de los trenes más lujosos del mundo, es el medio de transporte en el que viaja nuestra inspiración para esta nueva temporada. Estambul, París y Londres son las tres ciudades clave en las que haremos parada obligatoria, un tour por los sentidos que dan paso a tres diferentes propuestas.  
Primera Parada: Estambul

Estambul, hasta entonces Constantinopla, representa el mestizaje entre Oriente y Occidente, y un universo donde lo sensorial toma especial relevancia, con el terciopelo lavado como protagonista. Resaltamos la gama cromática cálida, y otra vertiente más íntima, cuyos colores principales son el taupe y el azul

Segunda Parada: París
París, sobria y elegante, se mueve en la gama de los crudos, grises y un toque de ocre. Mezclar los Toiles de Jouy de escenas de animales sobre fondos crudos con nuestras rayas tejidas en gris, todo en suave lino lavado, es un auténtico ejercicio de sofisticación.
Tercera Parada: Londres

En la colección de Londres, las texturas son protagonistas: bordados a mano, paillettes, y bellos Jacquares en una elegante paleta de crudos, beige y verde acacia.  

 Brillos apagados y sutiles que se convierten en el marco perfecto para situar nuestra mágica propuesta para una Navidad muy british.