It’s tea o'clock: mi ruta perfecta para tomar el té en Londres

Ya os habré contado alguna vez que algunos de mis recuerdos de infancia más bellos se ubican alrededor de la mesa de té en casa de mi abuela comiendo aquellos deliciosos scones de los que nunca conseguí la receta.

De aquí a que la hora del té sea mi parte favorita del día. Por ello, siempre que viajo a Londres, intento buscar lugares donde sirvan el té como a mí me gusta. ¿Os animáis con la lista de sitios que os propongo hoy?

 

FORTNUM & MASON

Para mí, una parada obligatoria para los amantes del té es Fortnum’s que, aparte de tener un maravilloso food hall, es también un reputado salón de té. Dato curioso: esta cadena ha sido el proveedor real de té durante los últimos 150 años, ¿no es genial? A través de su página web puedes reservar un auténtico afternoon tea al más puro estilo inglés. ¿Os animáis a probarlo?

 

SKETCH LONDON

The place to be. Este establecimiento, fundado en 2002 por el chef Pierre Gagniaire y el restaurador Mourad Mazouz, se ha convertido en uno de los restaurantes de moda de la ciudad. ¿Lo mejor? Si reservas con antelación podrás disfrutar de una maravillosa hora del té rodeado de espectaculares paredes rosas y mobiliario sacados de una película al más puro estilo Wes Anderson (por si no entendéis de qué os hablo os recomiendo que miréis la película El Gran Hotel Budapest.

 

HOTEL BROWN

En una de mis primeras visita a la ciudad me enteré de que este hotel ha acogido numerosos y famosos huéspedes desde su construcción en 1837. También es considerado el primer hotel de la ciudad y donde el aclamado autor del Libro de la Selva, Rudyard Kipling, trabajó algunas de sus novelas. Mi amigo Martin me explicó que probablemente este hotel inspiró a Agatha Christie a escribir su obra ‘En el Hotel Bertram’. ¿Y queréis saber lo mejor? Dicen que la Reina Victoria adoraba tomar el té en el Brown, y yo ya sólo por eso no pude evitar adentrarme en él, sentarme a tomar el té e imaginarme cómo la monarca debía tomar el té y qué historias podría contar.

 

THE RITZ

Tengo un tierno recuerdo de infancia con mi abuela y mi madre en el Ritz. Era mi primera vez en Londres y nada más entrar en el hotel me quedé fascinada por la elegancia tanto de las personas que estaban ahí como de la decoración. Me recorrí todos sus salones y recuerdo detenerme en seco al oír a lo lejos el sonido del majestuoso piano de cola que se encuentra en la sala Palm Court, donde nos disponíamos a tomar el té.

A día de hoy, siempre que puedo, procuro sentarme en una mesita apartada, observar todo lo que sucede a mi alrededor mientras me tomo un auténtico Ritz Royal English.

 

HOTEL CAFÉ ROYAL

Mi encuentro con el afternoon tea del Café Royal fue pura casualidad. Mientras andábamos por Regent Street con mi amiga de infancia Beth nos pilló la lluvia. No lo dudamos ni un segundo y nos metimos en el hotel.

 En recepción nos acogieron y nos ayudaron a secarnos y mientras nos iban contando que personajes de la historia como Oscar Wilde, Muhammad Ali, Winston Churchill, Liz Taylor o David Bowie pasearon en su día por estos salones. Preguntamos por la posibilidad de tomar una buena taza de té y descubrimos que podíamos hacer algo mucho mejor: ‘Sweet treat’: Afternoon Tea and Spa Day. La perfecta combinación. Disfrutamos de un auténtico circuito de spa en las majestuosas aguas termales de hotel y más tarde culminamos con un estupendo menú de té aromatizado por las

Nada más entrar lo tuvimos claro. Nos regalamos a nosotras mismas un auténtico ‘Sweet treat’: Afternoon Tea and Spa Day, la combinación perfecta. Lo que más me gustó de la hora del té en este lugar es la fusión que han hecho con la casa de aromas diptyque creando tés y aromas que combinaban perfectamente con los dulces que nos iban sirviendo.

 

LIBERTY

And last but not least. Para mí Liberty tiene esa perfecta combinación de un lugar donde perderse descubriendo productos selectos de todos los rincones del mundo y culminarlo tomando una buena taza de té. Mi gran descubrimiento fue Arthur’s un lugar acogedor y totalmente Art Deco donde tomé unos sándwiches y un té que a día de hoy los sigo recordando de lo buenos que estaban.

 

Londres es una maravilla para nosotros, los amantes del té. Mi listado de lugares donde tomar el té es infinita y poco a poco os la iré descubriendo. En los próximos posts os explicaré cómo podéis preparar vosotr@s mismos una auténtica hora del té al más puro estilo inglés. ¡Estad atentos!

Con cariño,

Deja un comentario

Todos los comentarios son aprobados por el moderador antes de publicarse.